Vivimos en un momento único en la Tierra, al menos en cuanto a minerales

Vivimos en un momento increíble del planeta Tierra, mineralógicamente hablando. Los científicos dicen que hay más minerales únicos en nuestro planeta que nunca antes en sus 4,500 millones de años de existencia, y esto es en parte gracias a los humanos.

En un artículo publicado esta semana en American Mineralogist, un equipo de investigadores sostiene que las actividades humanas han ayudado a crear una era geológica separada, a la cual llamaron ‘la Época del Antropoceno’.

“Si volviéramos a la Tierra en 100 millones de años, encontraríamos una capa distintiva de aleaciones de concreto, baterías y miríadas de formas cristalinas que caracterizan nuestra época y muestran que es diferente de cualquier cosa que haya habido antes”, afirmó Robert Hazen, un científico sénior del Carnegie Institution of Science, quien lideró el nuevo trabajo.

La definición oficial de un mineral dice que se trata de un cristal natural con una composición química única y una estructura bien definida. Hasta ahora, los mineralogistas han descubierto cerca de 5,200 especies diferentes y reconocidas oficialmente aquí, en la Tierra, aunque los expertos sostienen que podría haber hasta 1,500 otras por hallarse aún.

En el nuevo informe, los investigadores catalogan 208 compuestos minerales y semejantes a los minerales que, según ellos, ocurren principalmente debido a la actividad humana en el planeta.

Algunas de estas nuevas estructuras cristalinas han sido sintetizadas deliberadamente, por ejemplo en procesos industriales, como los empleados para fabricar ladrillos, porcelana y hormigón armado. Otras surgieron por accidente, como resultado de la minería o por el desgaste de antiguos utensilios de bronce, plomo y estaño.

Por ejemplo, el abhurite, que se muestra debajo, fue hallado en el naufragio del buque carguero Cheerful, ahora a 14 millas de la costa de St. Ives, en Cornualles, Inglaterra.

“En pocas palabras, vivimos en una era de diversificación de compuestos inorgánicos sin precedentes”, señaló Hazen. Y éste podría ser apenas el principio. “Las cantidades crecerán a medida que se produzcan más y diversos tipos de materiales que luego sufrirán erosión”, remarcó.

Usualmente, cuando hablamos de cómo los seres humanos están alterando el planeta no es en términos muy positivos, pero Hazen aseguró que los nuevos minerales que hemos ayudado a crear son generalmente benignos, y algunos francamente útiles. “La habilidad de los humanos de sintetizar y manipular nuevos cristales es una bendición para la sociedad”, dijo. “Las computadoras portátiles están llenas de cristales; todos los materiales de construcción que usamos en la era moderna son posibles gracias a la increíble diversidad de minerales naturales”.

Muchos de los minerales “con mediación de humanos” descritos en el documento fueron descubiertos en las paredes y maderas de minas abandonadas. Algunos fueron hallados en vertederos de minerales, otros en fundiciones o en desechos degradados -el material pedregoso que queda luego de que el metal haya sido separado de su mineral crudo-.

Nuevos minerales también fueron hallados en sitios prehistóricos de sacrificios y en obras de arte antiguas. Los mineralogistas han descubierto incluso algunos tipos de materiales semejantes a los minerales que se producen exclusivamente en los museos cuando la caliza y los fósiles interactúan con productos químicos en cajones de almacenamiento y crean ese aspecto semejante al de una corteza blanca.

Uno de los minerales favoritos de Hazen es el tinnunculite, que fue descubierto en una mina de carbón rusa. “Es básicamente la interacción del excremento de halcón y los gases calientes de la mina”, detalló. Sin embargo, este mineral también se halló en el Monte Rasvumchorr, de Rusia, donde se generó sin intervención humana.

Anthony Kampf, curador emérito de ciencias minerales en el Museo de Historia Natural de Los Ángeles, descubrió más de dos docenas de los minerales descritos en el informe. Aunque no estuvo involucrado en este estudio, afirmó que el catálogo de minerales y sustancias similares a metales con intervención de humanos es una interesante forma de ver la investigación contemporánea.

“Los procesos que ocurren hoy no son tan diferentes de lo que viene sucediendo hace millones de años, pero el hombre está teniendo un impacto notable”, dijo. “Nuevos cristales surgen sólo de nuestra presencia aquí”.

También agregó que algunos de estos nuevos minerales, recién descubiertos ‘por accidente’, inspiran a los científicos que trabajan para crear nuevos compuestos. “A veces los compuestos más interesantes son los que suceden por accidente”, aseguró.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Los Angeles Times

photo Vivimos en un momento único en la Tierra, al menos en cuanto a minerales images

photo of Vivimos en un momento único en la Tierra, al menos en cuanto a minerales

Article Vivimos en un momento único en la Tierra, al menos en cuanto a minerales compiled by www.latimes.com

Relax Vivimos en un momento único en la Tierra, al menos en cuanto a minerales stories

‘Holy crap’: MMA’s scariest giant

SHE weighs more than every player in the AFL outside of Fremantle giant Aaron Sandilands. She’d stare down on the likes of NRL forwards Sam Thaiday and Paul Gallen. And she regularly spars with men.

More stories